Archivo mensual: octubre 2012

Sa-bu-deri-dari-baum (Indicado en pacientes con cuadros de afasia)

Ella Fitzgerald y Louis Armstrong (imagen extraída de: http://www.lastfm.es/music/
Ella+Fitzgerald+&+Louis+Armstrong)

Durante la sesión de grabación de Heebie Jeebies (1926) con sus Hot Five, Louis Armstrong había colocado delante del micrófono la partitura de la melodía con la letra escrita para no confundir ni mezclar estrofas. El azar quiso que en un momento dado aquella partitura cayera al suelo, fuera del alcance del solista. Pero la “bola” ya estaba rodando y nadie la pararía hasta llegar al último compás, así que Armstrong, que no había conseguido retener el texto de la canción, salió del paso apoyándose en la improvisación empleando todo tipo de sílabas extrañas, las que en ese momento pasaron por su cabeza, componiendo un montón de palabras sin sentido que emitiría, eso sí, bien afinadas y encajadas en el tiempo. A partir del lanzamiento del disco se hizo muy popular una técnica que ya tenía un nombre: Scat Singing, y que sería utilizada más tarde por muchos otros y otras cantantes. Pero este hecho hizo que se atribuyera a Louis Armstrong la “invención” del recurso, pese a que él mismo parece que lo negó en más de una ocasión.

En 1938, pocos años antes de la muerte de Jelly Roll Morton, el historiador Alan Lomax consiguió grabar una serie de entrevistas con el pianista en las que, entre otras cosas, le preguntaría sobre del origen del Scat. La respuesta desmentía el mito: “El Scat Singing es muy anterior a los tiempos de Louis Armstrong”. Según el compositor, su nacimiento se produce apenas horas después del nacimiento del Jazz y acredita que Joe Simms, de VicksburgMississippi–, cómico de la época, fue la primera persona en practicarlo en sus espectáculos allá por los años últimos del siglo XIX y los primeros del XX. El propio Morton y otros músicos coetáneos con él encontraron interesante ese modo de cantar y lo incorporaron, en principio, para enriquecer las partes introductorias de sus temas, evolucionando después hasta los auténticos y espectaculares solos vocales que forman parte de muchas obras del Jazz.

Una de las más diestras practicantes de esta complicada técnica fue la grandísima Ella Fitzgerald, como demuestra en esta divertida versión de Samba de uma nota só (Jobim) registrada en un directo del año 1969.

Salud y brassa!!!

Fuentes:

– http://en.wikipedia.org/wiki/Heebie_Jeebies_(composition) [Accessed October 2012].

– http://www.jazz.com/ [Accessed October 2012].

Anuncios

Second line umbrellas (Crema. Protección UVA/UVB)

La ancestral multiculturalidad que caracteriza Nueva Orleans la hace una ciudad muy rica en tradiciones, como su manera única en el mundo de celebrar los funerales. El Jazz Funeral data de los primeros años del siglo XIX, cuando la gente de color [negro], esclavos y no esclavos, aunaban sus esfuerzos y los pocos recursos con que contaban para proporcionar al muerto un entierro digno.

Desde aquellos años, en la formación de la procesión se sitúan en la “primera línea” los familiares del difunto seguidos de la Jazz Band, detrás de la cual caminan el resto de personas no familiares: la “segunda línea”. Tradicionalmente, la Second Line se caracteriza por los accesorios de sus componentes: abanicos, pañuelos y sombrillas, todos ellos necesarios para paliar los rigores del cálido clima sureño durante el, a menudo, largo camino al cementerio.

En el viaje de ida el paso es calmado, al ritmo lento de la marcha fúnebre interpretada por la banda. Una vez enterrado el difunto, una llamada de la corneta indica al personal el cambio de ritmo. Entonces, toda la procesión celebra la vida llevada por el finado y baila animada para ayudar a liberar su alma desplegando todo el attrezzo, agitando pañuelos y abanicos y haciendo girar las sombrillas de colores.

Sin dejar de ser un elemento imprescindible en los funerales, con el paso del tiempo, las sombrillas se han convertido en el símbolo dominante de cualquier celebración en la ciudad: el Mardi Gras, bodas, graduaciones universitarias, aniversarios, jubilaciones, eventos deportivos, etc. Lo que comenzó siendo la respuesta a una necesidad se ha convertido en el reflejo de un estilo personal y una actitud ante la vida que parece decir: Let the good times roll!!!

Una escena de la primera película de la saga de 007, Vive y deja morir (1973), retrata un Jazz Funeral que pone los pelos de punta. El tema que suena es Just a closer walk with Thee, canción del Gospel tradicional muy frecuentemente interpretada en estos actos.

Una versión muy recomendable de Just a closer walk with Thee se encuentra en el disco grabado en directo (precisamente en Nueva Orleans) Wynton Marsalis & Eric Clapton play the blues (2011). Dos monstruos rodeados por una espectacular banda de Dixieland.

Salud y brassa!!!

Fuente:

– http://www.secondlineumbrella.com/ [Accessed October 2012].


Jasbo Brown (Bálsamo de tigre)

El 14 de junio de 1919 la Music Trade Review publicaba: “… Roger Graham, editor musical de Chicago, tiene su propia teoría sobre el origen del jazz y cree firmemente en que ésta es la verdadera. Hace cinco años, en el Sam Hare’s Schiller Cafe de la calle 31, ‘Jasbo’ Brown y otros cinco presuntos músicos, miembros de lo que podría haber sido llamado, con ayuda de imaginación, una orquesta, dispensaban ‘melodías’ para beneficio de los dueños del Sam Hare’s.

Jasbo alternaba el toque de la corneta y el pícolo. Cuando estaba sobrio tocaba de manera ortodoxa, pero envuelto en tres o cuatro vasos de ginebra Jasbo producía con su pícolo las más salvajes tensiones hasta el más bárbaro abandono. Por extraño que parezca, los propietarios del Mr. Hare’s, si tenían oportunidad, nunca permitían que Jasbo se mantuviese sobrio en su trabajo. Les gustaba la sensación electrizante de las tensiones sin ley de aquel pícolo, y cuando Jasbo colocaba una lata de tomate en la campana del instrumento [a modo de sordina, se entiende] parecía que la música, con sus extrañas y estremecedoras pulsaciones, viniera de otro mundo.

Los patrones ofrecían a Jasbo más y más ginebra. Primero fue la pregunta: ‘¿Más, Jasbo?’, dirigida a la ‘sed del morenito’. Después la insistencia: ‘¡Más, Jasbo!’, dirigida a la ‘música del morenito’. Y al final, simplemente, ‘¡Más Jazz!’ [‘More, Jasbo?’, ‘More, Jasbo!’, ‘More, Jas!’, ‘More Jass!’, ‘More Jazz!’]…”.

¿Leyenda o historia…? Sea como sea, es una de las teorías más curiosas sobre las múltiples existentes acerca del origen de la palabra.

La Original Dixieland Jass Band mantuvo esta grafía en sus carteles hasta 1917, año en que se establecieron como Original Dixieland Jazz Band y grabaron por primera vez el que se convertiría en uno de los estándares más populares del género: el “Tigre de Trapo”. No obstante, esta versión corresponde a una grabación de 1936, con arreglos más sofisticados que las anteriores.

Salud y brassa!!!

Fuente:

– Merriam, A. P. and Garner, H. (1968). “Jazz-The Word”. Ethnomusicology, Vol. 12 (3), pp. 373-396. [Online: Retrieved October 2012 from http://bixography.com/JAZZ-THEWORDMerriam&Garner.pdf].